Bodegas Muga

Bodegas Muga

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubeinstagram

Las bodegas Muga, con una larga tradición familiar que tiene origen en el año 1932, han sido calificadas como el vino español más popular en EE.UU. según la reconocida publicación norteamericana “wine & Spirits” Muga se sitúa en el primer lugar de la lista de los vinos españoles más reconocidos por los consumidores, además de ser la única bodega española que logra aparecer entre los 35 vinos del mundo más demandados.

Según esta publicación Reserva y Prado Enea, de Bodegas Muga, ocupan el primer puesto del ranking “Most Popular Spanish Wine”

Según esta publicación Reserva y Prado Enea, de Bodegas Muga, ocupan el primer puesto del ranking “Most Popular Spanish Wine”

En el listado, que valora vinos procedentes de todo el mundo, sitúa a Muga en el puesto número 32.

Bodegas Muga se encuentra ubicada en el histórico Barrio de La Estación de Haro, sus instalaciones están asentadas sobre un edificio bicentenario, con la piedra y el roble como elementos centrales del mismo.

En sus cerca de 25.000 metros cuadrados, todo gira alrededor del roble, protagonista inequívoco con unos 200 depósitos en dicho material y 14.000 barricas fabricadas con un amplio abanico de tipos de roble, abarcando desde el francés (Allier, Tronçais o Jupilles), americano, húngaro, ruso, hasta pequeñas partidas de roble español.
Los viñedos de Bodegas Muga, enclavados en las faldas de los Montes Obarenes, en plena Rioja Alta, disfrutan de un clima peculiar, por un lado por su singular geografía y orientación y, por otro, por los climas circundantes: Mediterráneo, Atlántico y Continental se conjugan en gran armonía, creando un espacio climático idóneo para la uva. Los suelos de esta zona que son mayoritariamente arcillo/ calcáreos se subdividen en pequeñas entidades, con variedades en sus propiedades físicas y químicas que las hacen poseer una personalidad propia muy definida. Este maremagno de influencias climáticas y suelos define un ciclo vegetativo largo en el que la uva y todos sus componentes cumplen una maduración delicada, prolongada y compleja, sin duda la clave del potencial de la calidad de esta zona. Bodegas Muga, que posee 200 hectáreas de viñedos propios pero que llega a controlar hasta 150 ha más procedentes de agricultores fijos, cultiva variedades como Tempranillo (que constituye la esencia de los vinos tintos), Garnacha, Mazuelo y Graciano, y Viura y Malvasia para los blancos.

Bodegas Muga

Vinos Bodegas Muga

Vinos:
Muga Blanco fermentado en barrica, Rosado, Eneas (tinto joven de maceración carbónica), Tinto Crianza, Reserva Selección Especial, Prado Enea Gran Reserva, Torre Muga, Aro (tinto de alta expresión) y Cava Conde de Haro.

Escapadas

-Haro, ofrece la posibilidad de perderse sin prisa por sus calles y recrearse en la arquitectura barroca de iglesias y palacios. Después, se impone disfrutar de la gastronomía riojana, bien recorriendo La Herradura y el entorno de la Plaza de la Paz, haciendo de esa manera la ‘Ruta del Pincho’ en sus barras; bien acercándose a cualquiera de sus restaurantes para probar las patatas a la riojana, la menestra de verdura, la ensalada de puerros, las chuletillas al sarmiento, los pimientos rellenos, los caracoles o las peras al vino.

xb5q9941bodegas-muga

Singular geografía y orientación

Situada en el extremo noroeste de La Rioja, la ciudad de Haro constituye un punto clave en el entramado de la Rioja Alta y, por tradición e historia, el centro neurálgico de la Denominación de Origen Calificada Rioja. Frontera con las comunidades de Castilla y León y País Vasco, se encuentra protegida del aire del norte por los Montes Obarenes y amansada en su vega por los meandros que dibuja en su término el recorrido del Ebro, a donde van a parar las aguas del Tirón, bajo la antigua Atalaya de esta villa que, en el medievo, perteneció al señor de Vizcaya, Diego López de Haro, y que quedó marcada definitivamente por la llegada de los bodegueros franceses, arruinados por el efecto de la filoxera sobre sus viñedos.

Es en ese momento donde se recrea la nueva imagen de la localidad ‘jarrera’ (gentilicio que da a sus vecinos). Las grandes firmas bordelesas buscan en España uvas y vinos que se asemejen a los suyos, y los encuentran en La Rioja estableciendo su base de operaciones en Haro. Más concretamente en el Barrio de la Estación donde, a finales del siglo XIX, establecen sus naves de fermentación y donde embarcan el vino obtenido para envejecerlo en el país vecino. Con ellos se transforma la ciudad y sobre todo el sistema de elaboración de esta región que comienza a implantar el sistema bordelés, frente al tradicional de maceración carbónica.

De las dieciocho bodegas con domicilio en el municipio, casi una decena cuentan ya con un siglo de historia. Razonable por ello que los ‘jarreros’ consideren a su ciudad la ‘capital del Rioja’, condición reforzada por el perfil vitivinícola de la mayor parte de los concejos de su comarca.

Bodegas Muga

Bodegas Muga

Cómo llegar
La Autopista AP/68 constituye el cauce natural de entrada para los visitantes que llegan a la localidad desde el País Vasco, Cantabria y Asturias, y el este del País (Zaragoza y Cataluña, por la AP/2); la nacional N-1, a través de Pancorbo, el enlace con Madrid y la meseta castellana.

Santo Domingo de la Calzada. Nada más llegar a esta pequeña población se da uno cuenta que es un lugar de referencia para los peregrinos del Camino de Santiago, que hacen una pausa obligada delante de la catedral para admirarla. Los que todavía tienen fuerzas suficientes suben a pie lo sesenta metros de su torre exenta por los angostos peldaños con la recompensa de admirar unas espectaculares vistas.
También es interesante visitar la exposición temporal interactiva “La Rioja Tierra Abierta” que alberga la catedral.

 

Fotos y texto: Aitor Diago, www.revistaturismo.net

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario